Fotos_Oficinas-010-306706-edited.jpg
Blog Publicar

Marketing y Liderazgo para Pymes

Home >> Blog

10 consejos empresariales al estilo japonés para el 2017

BLOG-7.pngSon muchos los motivos por los cuales la cultura japonesa ha logrado despertar una gran admiración y respeto entre otros pueblos y naciones a lo largo de los años.

Aún con todo y los desaciertos que haya podido cometer en el pasado, el hecho de que Japón sea hoy en día una de las tres economías más poderosas y un país que en muchos sentidos sirve como ejemplo para otras naciones tanto en oriente como en occidente, habla muy bien de su cultura, y por supuesto también de sus empresas y de su liderazgo.

Pero estos hechos por sí solos no dicen nada.

Cuando observamos que el país ha tenido que luchar constantemente contra la devastación producida por las confrontaciones bélicas que ha protagonizado y también con los desastres naturales que son tan frecuentes en dicha región del planeta, todo esto toma unas dimensiones mucho mayores.

De ahí a que para muchos esta cultura genere una gran curiosidad en una gran variedad de ámbitos, dentro de los cuales el de los negocios es posiblemente uno de los que mayor interés suscita, sobre todo en las culturas occidentales.

Es así que hemos tomado como referente esta misteriosa pero a la vez admirable cultura y le dedicamos un espacio para transmitirle algunos consejos empresariales muy útiles que pueda aplicarlos en su empresa y así arrancar con pie derecho el 2017.

>>También le puede interesar: Cómo hacer presentaciones increíbles al estilo japonés<<

1. A la hora de negociar siempre busque el ganar-ganar

Mientras que en varias sociedades occidentales el tener éxito en los negocios muchas veces implica ser egoísta y buscar el beneficio incluso a costa de que la otra parte pierda, los japoneses dan una gran importancia a la honestidad y a la sinceridad a la hora de hacer negocios.

Para ellos la confianza en la persona y sus valores son algo fundamental que no se puede separar del ámbito profesional. Por tanto la transparencia y el obrar bien son máximas que hacen parte de su cultura.

Según ellos el bien ser (actuar con honestidad y sinceridad), de la mano con el bien hacer (realizar el trabajo en la forma correcta), irremediablemente conduce al bien estar (autorrealización), lo que al mismo tiempo traerá el bien tener (recompensa económica).

 

2. Trate de mejorar sus procesos de forma continua

El método kaizen ha sido usado por muchos años en una gran variedad de compañías tanto japonesas como extranjeras aportando excelentes resultados. Este básicamente parte de la idea de que siempre hay una mejor manera de hacer las cosas y de que todo proceso es susceptible de mejorarse para hacerlo más eficiente.

Por tanto si muchas empresas lo han aplicado y les ha dado resultados, seguramente usted también lo puede hacer.

 

3. Aprenda a discernir lo importante de aquello que no lo es tanto

Una de las claves para el éxito en el trabajo se encuentra en que cada empleado sepa determinar qué cosas generan un mayor impacto en su productividad y tienen una mayor repercusión en los resultados.

Esto puede ser clave para crear rutinas que les ayuden a optimizar más el tiempo y a saber cómo distribuirlo mejor cuando tengan que realizar varias actividades.

 

4. Haga que la limpieza y la organización sea una prioridad

En realidad no hay que vivir en Japón para darse cuenta que un lugar de trabajo agradable hace que los empleados se sientan a gusto y mantengan unos niveles importantes de motivación y productividad.

Sin embargo aunque muchas empresas pueden ser conscientes de esto, en la práctica pueden no aplicarlo de forma consistente y no hacer esto parte de la cultura de la organización.

Por tanto recuerde siempre, un sitio de trabajo agradable, por más que suene como algo básico, es capaz de generar un gran impacto entre sus empleados y también por supuesto en su desempeño.

 

5. Reinvierta en su empresa

Para llegar a ser los grandes motores de la economía en los que se han convertido, las empresas japonesas han tenido muy claro que para llegar a ser grandes necesitaban reinvertir buena parte de sus ganancias y postergar los beneficios los años que fuese necesario hasta que esta lograra consolidarse.

De este modo a diferencia de lo que pasa en culturas como la nuestra, donde en cuanto una empresa comienza a dar beneficios lo primero que se hace es repartir los dividendos y dejar lo que sobre para la empresa (en caso tal que quede algo), en Japón los beneficios pueden llegar a verse sólo después de varios años de haberse puesto en marcha un negocio.

A modo de lección esto nos dice que si queremos crecer y llegar a hacer de nuestra empresa algo grande, debemos sacrificar utilidades y beneficios en el corto plazo para tener muchos mejores beneficios en el largo plazo y poderlos generar además año tras año.

 

6. Haga que la disciplina sea parte de la cultura de la empresa

En Japón existe un célebre dicho: "la disciplina tarde o temprano superará la inteligencia".

Por tanto más importante que ser inteligente, es ser disciplinado. En otras palabras: la inteligencia es el fruto de ser disciplinado.

 

7. Sea coherente con la misión y visión de su empresa

Mientras que para muchas empresas en culturas como la nuestra la misión y la visión son un simple enunciado al que no se le suele dar mucha importancia, en Japón uno de los secretos del éxito de las organizaciones radica justamente en ser coherente con ambas cosas.

De modo que más allá de un simple enunciado, tanto la misión como la visión asumen una gran importancia dentro del negocio haciendo que este gire alrededor de ambas cosas. De ahí que cada decisión que se tome deba ser coherente con la razón de ser de la empresa y con la visión que a futuro se tiene de ella.

 

8. Brinde importancia a la puntualidad

A diferencia de lo que sucede en países como el nuestro, donde suele haber mayor una mayor flexibilidad y tolerancia en algunas cosas, incluida la puntualidad, en Japón este es un aspecto que no suele ser negociable sobre todo teniendo en cuenta la gran importancia que dan a la disciplina.

Desde el punto de vista de la productividad esto quiere decir que cada segundo cuenta. Por tanto si desea mantener importantes niveles de eficiencia en su empresa dar mayor importancia a la puntualidad resulta vital.

 

9. Preocúpese por la formación profesional

Para los japoneses tan importante como la formación profesional de las personas, lo son los valores y la parte personal.

Por tanto no sólo es necesario que usted y sus empleados se preocupen por crecer profesionalmente a través de capacitaciones y de asistir a eventos o cursos. También en este sentido el brindar espacios para el crecimiento personal y cultivar el ser a través de talleres enfocados hacia esta área, resulta crítico para contar con un equipo de trabajo íntegro y motivado.

 

10. Trate que sus empleados compartan la misma filosofía organizacional

Parte del éxito de los japoneses como sociedad, radica en que todos, o al menos la gran mayoría, comparte los mismos valores y principios en relación a la vida y el trabajo.

Por tanto si como organización también usted desea tener éxito, hacer que sus empleados se identifiquen y compartan los mismos valores de su empresa y de su cultura, resulta absolutamente imprescindible.

aumentar_las_ventas

asesoria-publicar

Suscríbase al Blog

asesoria-publicar